Traductor

domingo, 18 de junio de 2017

LA EUCARISTÍA



 Juan 6, 51-58
Una de las grandes aportaciones del Concilio fue impulsar el paso desde la “misa”, entendida como una obligación individual para cumplir un precepto sagrado, hacia la “Eucaristía” vivida como celebración gozosa de toda la comunidad para alimentar su fe, crecer en fraternidad y reavivar su esperanza en Cristo.
La Cena del Señor es demasiado importante para que dejemos que se siga “perdiendo”, como “espectadores de un estancamiento infecundo” ¿No es la Eucaristía el centro de la vida cristiana?.  ¿Por qué los creyentes no manifestamos nuestra preocupación?      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para nosotros. Gracias.